Sufrió durante 15 años hasta que le diagnosticaron endometriosis

Sufrió durante 15 años hasta que le diagnosticaron endometriosis

La historia de la periodista que sufrió durante 15 años hasta que le diagnosticaron endometriosis.

Los brotes de sensibilidad y antojos de dulces son sentimientos comunes para las mujeres durante la menstruación. Pero para aproximadamente el 10% de los brasileños, este momento es un tormento: calambres severos, dolor en el abdomen, durante las relaciones sexuales, ir al baño e infertilidad. La endometriosis, aunque benigna, todavía representa un desafío para la población médica.

Sufrió durante 15 años hasta que le diagnosticaron endometriosis.

Traemos la verdadera historia de Karoline Gomes, una periodista que tardó 15 años en descubrir su enfermedad.

Cómo todo empezó

En su primer período, a los 9 años, Karoline ya tenía calambres severos. Los médicos creían que tener cólico es normal y siempre indicaron medicamentos para el dolor. Como no resolvió el problema, le propusieron que tomara medicamentos con anticonceptivos, prometiendo así controlar el dolor.

Sufrió durante 15 años hasta que le diagnosticaron endometriosis

Al principio, el medicamento tuvo algún efecto, pero pronto se detuvo. Buscando un diagnóstico, Karoline se movió y comenzó a realizar una serie de pruebas. Necesitaba a alguien que no los viera como simples chequeos de rutina.

Uno de sus mayores desafíos fue convencer a los médicos, que siempre asistieron en consultas rápidas, sobre la intensidad de su dolor. Tuvo que describir toda su historia y cada detalle de las crisis.

Por qué es bueno para las mujeres estar unidas

Durante esta saga, Karoline vio esperanza durante una conversación con sus amigos. Uno de ellos comentó que a otra amiga le habían diagnosticado endometriosis y que los síntomas eran similares a los de ella.

Luego regresó a la oficina, le contó su sospecha y comenzó a hacer pruebas más específicas. Y así fue como encontraron su diagnóstico: Karoline tenía endometriosis.

Con el diagnóstico, estaba segura de que no estaba loca, porque siempre sabía lo que sentía. Después de eso, tuvo que operar y accedió a su médico para que, si fuera necesario, pudiera extraerse las trompas y el útero.

Después de una perforación en el intestino, tuvo que ir a cirugía y le extirparon ambos tubos y parte del intestino y la vejiga. Se podrían haber evitado algunas complicaciones por las que pasó, y eso la irritó demasiado.

El primer cirujano que la vio creía que era demasiado joven para ser infértil, y por eso terminó necesitando otra cirugía.

“Todo por la posibilidad de que, un día, quisiera tener un bebé. Pero este bebé no existe. Soy el que existe en este momento, y tengo dolor ”.

Después de este largo viaje, Karoline decidió crear una red de apoyo para mujeres. A través de un grupo en Facebook, creó el “Endomapa”.

Quienes participan en el grupo comparten referencias de médicos del SUS o incluso algunas dificultades que han experimentado.

Sufrió durante 15 años hasta que le diagnosticaron endometriosis.

¿Conoces a alguien que haya pasado por una situación similar?

Comparta su opinión con nosotros en los comentarios. 😉

Leave a Reply

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar