Piel radiante en tres pasos

Piel radiante en tres pasos

Piel radiante en tres pasos. Mantener tu piel limpia y renovada es más fácil de lo que piensas. Lo mejor de todo es que no tiene que gastar dinero en tratamientos y productos caros. En este post te damos pautas para tener siempre un cutis nuevo.

Piel radiante en tres pasos

1. Una máscara para cada tipo de piel

Mezcle la avena con un poco de agua para formar una pasta. Extiéndala en la cara y déjela por 10 minutos. La avena absorbe el exceso de grasa de la piel y le da a su rostro una textura suave y fresca.

Mezcle la mitad de aguacate, un huevo y una cucharada de aceite de oliva. Aplicar la mezcla sobre la cara y dejar actuar durante 10 minutos. Los nutrientes en estos productos penetran en los poros y restauran su piel, proporcionando todo lo que necesita para mantenerse bien hidratado.

Mezcle un poco de jugo de limón, un huevo, una cucharada de yogur natural y una cucharada de miel. Aplícate la máscara en la cara y déjala durante diez minutos. Estos ingredientes ayudan en cierta medida a hidratar y regenerar la piel, haciendo que las cicatrices sean menos visibles.

 

Contra los signos de la edad

Aplique pulpa de aloe vera (aloe vera) en la cara. Sus propiedades nutritivas e hidratantes ayudan a retardar las marcas que el tiempo deja en su piel. Capricho en puntos clave como las comisuras de los labios y alrededor de los ojos. Haga esto antes de acostarse y deje que surta efecto por la noche.

2. Rutina de limpieza simple piel radiante en tres pasos.

Estos tres pasos se pueden usar para limpiar casi cualquier tipo de piel. Sin embargo, si eres propenso al acné, te recomendamos que no te exfolies (paso 2). Hacerlo, en lugar de limpiar los poros, activará las glándulas sebáceas de tu cara, favoreciendo la aparición de granos y acné.

Piel radiante en tres pasos

Hierve agua en una sartén y tírala a un recipiente grande. Luego coloque su cara frente a este recipiente para recibir el vapor que abrirá sus poros. Cubra la parte posterior de su cabeza con una toalla para ayudar al vapor a hacer este trabajo. Pero ten cuidado de no quemarte.

Exfoliar.

Ahora que sus poros están abiertos, es hora de deshacerse de las impurezas y la piel muerta. Para esto puedes usar una crema exfoliante. Si no lo tiene, aquí hay una receta simple: en un tazón, mezcle un poco de crema hidratante con azúcar. Extienda con la punta de los dedos y cubra la superficie de la cara con un suave masaje circular. Cuando termine, deje la crema durante dos o tres minutos y enjuague con agua.

Hidratar.

Ahora su piel ya está libre de impurezas pero carece de hidratación. Cuidemoslo. Mezcle una cucharada de miel, medio pepino y dos cucharadas de yogur natural. Extienda la mezcla de manera uniforme sobre su cara. Deje que su piel absorba nutrientes durante diez minutos y enjuague. Si no tiene lo necesario para preparar su máscara, simplemente use su humectante habitual.

Esta es una rutina de limpieza simple que puede adoptar una vez por semana. Tu piel te lo agradecerá y los resultados serán visibles.

3. Limpie de adentro hacia afuera

Todos los tipos de piel necesitan una buena limpieza. Los desmaquillantes, los tonificadores y las cremas ayudan, pero debes limpiarlos de adentro hacia afuera. Evite los alimentos grasos y azucarados (que saturan su cuerpo con toxinas) y especialmente hidrátese bebiendo mucha agua.

Leave a Reply

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar