¿Para qué sirve este nutriente en los alimentos amarillos?

¿Para qué sirve este nutriente en los alimentos amarillos?

¿Para qué sirve este nutriente en los alimentos amarillos?

Muchos expertos afirman que la mejor manera de preparar la piel para el verano es invertir en alimentos amarillentos (o incluso anaranjados). Si ha escuchado esta recomendación, sepa que la justificación está en el betacaroteno (o betacaroteno, su nombre científico), un poderoso antioxidante que ayuda a proteger las células de los radicales libres y está muy presente en las frutas, vegetales y vegetales amarillentos. . ¿Quieres saber más sobre este nutriente? ¡Mira el artículo!

¿Para qué sirve este nutriente en los alimentos amarillos?

El betacaroteno ayuda a proteger la piel de los rayos UV.

Extremadamente rico en vitamina A, un nutriente fundamental para la salud de los tejidos, el betacaroteno actúa directamente en la producción de melanina (un pigmento que ayuda a proteger la piel de los rayos ultravioleta). ¡Incluso es responsable de desarrollar ese bronceado natural que muchas personas quieren! Y, como antioxidante, ayuda a retrasar el envejecimiento de la piel, haciendo que la piel se vea más bella y saludable.

El antioxidante también ayuda a fortalecer los huesos.

Comer una dieta rica en betacaroteno, y consumir alimentos amarillos como zanahorias, mangos, melocotones, calabazas, albaricoques, papayas, mandarinas y melones, puede ser esencial para mantener la salud de la masa ósea. Después de todo, el betacaroteno estimula la producción de una de las principales proteínas capaces de fortalecer los huesos, el colágeno.¿Para qué sirve este nutriente en los alimentos amarillos?

El betacaroteno es un gran aliado de la salud ocular.

Como uno de los principales precursores de la vitamina A, ¡el betacaroteno es un gran aliado de la visión! Al igual que los alimentos ricos en vitamina C, es uno de los protagonistas en la prevención de cataratas. Y con la ayuda del retinol (vitamina A), el betacaroteno mantiene sus ojos libres de ceguera nocturna y bien lubricados.

Los nutrientes fortalecen el sistema inmunológico, aumentan la inmunidad y facilitan la comunicación entre las células.

La presencia de vitamina A en el betacaroteno, junto con su acción antioxidante, forma una combinación sobreprotectora del organismo. Mientras que la vitamina A ayuda a mejorar la inmunidad del cuerpo, las sustancias antioxidantes promueven el fortalecimiento del sistema inmunitario, defendiendo al cuerpo de los resfriados, la gripe agravada y los temidos radicales libres que pueden causar enfermedades graves como el cáncer y el Alzheimer.

Leave a Reply

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar