Morir de pereza en Europa

Medicina paralela errores de razonamiento

¬ŅPor qu√© tantas personas inteligentes y razonables gastan tanto dinero en productos y terapias de medicina “alternativa”, a pesar de que estos no han sido sometidos a rigurosas pruebas cient√≠ficas? . Analizaremos la medicina paralela y los errores de razonamiento.

Medicina paralela

 

La  medicina paralela y los errores de razonamiento

  1. Razones culturales y sociales (por ejemplo, la incapacidad de las personas para tomar decisiones informadas sobre productos para la salud). La actitud anticient√≠fica que acompa√Īa al misticismo de la nueva era,. Las declaraciones vigorosas y extravagantes hechas por los anuncios. La antipat√≠a hacia la medicina cient√≠fica y por √ļltimo por la creencia en la superioridad de los productos “naturales”
  2. Razones psicológicas (por ejemplo, necesidad de creer, errores lógicos en el juicio, esperanza secreta y respuestas fáciles).
  3. La ilusión de que una terapia ineficaz funciona. Mientras que otros factores intervienen (por ejemplo, el curso natural o cíclico de la enfermedad, el efecto placebo, la remisión espontánea, el diagnóstico erróneo). Cuando  enfermas, cualquier promesa de curación se vuelve atractiva.

Medicina paralela o alternativa, creencia

Si solo los ignorantes y los más devotos tuvieran fe en las declaraciones hechas, no habría necesidad de explicar más la abundancia de estupidez en la sociedad moderna. Pero curiosamente, muchas personas, que no son ni tontas ni carente de educación, se aferran a estas creencias.

Por ejemplo: las personas con educaci√≥n superior, e incluso algunos m√©dicos, aceptan ciertos aspectos de la llamada medicina “complementaria y alternativa”, como el magnetismo, la iridolog√≠a y la homeopat√≠a.

Esto es especialmente cierto cuando intentan evaluar situaciones a las que están apegados emocional, ideológica y financieramente. De hecho, es la realización de nuestras errores en la percepción, el razonamiento y la memoria, lo que nos inclina a aceptar conclusiones cómodas, en lugar de verdaderas, y lo que lleva a los pioneros de la ciencia moderna a reemplazar las observaciones controladas y la lógica formal a las anécdotas y conjeturas que nos pueden estacionar tan fácilmente.

Medicina paralela o alternativa, estudios

Aquellos que apoyan tales terapias tienen la obligaci√≥n de demostrar que sus productos son seguros y efectivos. La medicina alternativa sigue siendo “alternativa” porque sus profesionales dependen de evidencia subjetiva en lugar de ensayos cl√≠nicos aleatorios para confirmarla, y porque la mayor√≠a de sus mecanismos hipot√©ticos est√°n en desacuerdo con la ciencia.

En el siglo pasado, se desarrollaron procedimientos objetivos para probar la eficacia de los supuestos remedios y para ayudar a distinguir los cambios inducidos en una condici√≥n patol√≥gica subyacente del alivio subjetivo que puede seguir a cualquier intervenci√≥n. Estos procedimientos forman la base de lo que se llama “medicina cient√≠fica”, y sin una demostraci√≥n clara de que un tratamiento es seguro y efectivo, es √©ticamente cuestionable ofrecerlo al p√ļblico. Dado que la mayor√≠a de las llamadas terapias “alternativas”, “complementarias” o “integradoras” carecen de este tipo de apoyo, uno puede preguntarse por qu√© tantos consumidores pagan con confianza por productos de salud no probados y posiblemente peligrosos. ¬ŅY por qu√© sus terapeutas son tan resistentes a los datos contradictorios?

Si una terapia no ortodoxa es improbable en sus fundamentos a priori (porque implica supuestos mecanismos o efectos que entran en conflicto con leyes o descubrimientos bien conocidos en física, química o biología); no tiene la base científica aceptable y necesaria- Tiene evidencia insuficiente de ensayos clínicos controlados. Fracasó en los ensayos clínicos rigurosamente controlados por evaluadores imparciales . Por lo que no pudo dar explicaciones competitivas del por qué o  cómo parecía funcionar en otras situaciones.

Medicina paralela y errores de razonamiento; tipos de consumidores

Los consumidores de tales terapias pueden clasificarse ampliamente en dos grupos. Una vez que un comprador de uno u otro de los dos grupos intenta un tratamiento “alternativo”. El sesgo de juicio mencionado a continuaci√≥n tender√° a validar cualquier intervenci√≥n, por in√ļtil que sea.

Los clientes habituales del primer tipo a menudo se sienten atraídos por la medicina alternativa. Esto es debido a que  padecen afecciones crónicas o dolor que el medicamento no trata. En su opinión, con satisfacción, o porque viven con el miedo a enfermarse. Asumen erróneamente que las autoridades competentes han validado estas terapias y sus productos.

El otro tipo de usuarios recurre a tratamientos alternativos por consideraciones más filosóficas. Tienen una visión del mundo y una salud más bien animista, vitalista y holística. Al tiempo que rechazan las consideraciones mecánicas y empíricas de la medicina científica.

La medicina alternativa adopta criterios y razones subjetivos, mientras que sus detractores exigen evidencia objetiva. Es precisamente porque el concepto de salud; entre estos seguidores, se basa en su concepci√≥n fundamental de la realidad; que atacar sus creencias en estas curas “m√°gicas”,¬† se convierte en una amenaza para sus sistema metaf√≠sico de todo el mundo. Amenaza contra la cual, por supuesto, resistir√°n fervientemente.

 

 

Leave a Reply

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web est√°n configurados para ¬ępermitir cookies¬Ľ y as√≠ ofrecerte la mejor experiencia de navegaci√≥n posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en ¬ęAceptar¬Ľ estar√°s dando tu consentimiento a esto.

Cerrar