Los hermanos menores son los más divertidos de la familia

Algunos expertos dicen que nuestra super potencia es precisamente nuestra individualidad. Saber que nadie es como nosotros es una manera de sentirse único y poderoso. Sin embargo, aquellos que crecen con hermanos lo sienten un poco diferente. Hay muchos factores que nos influyen todo el tiempo, pero según algunos psicólogos, el orden de nacimiento de los niños en una familia es uno de los más importantes.

En conceptosalud.com se sabe que en cada familia que tiene muchos hijos siempre hay más serios, los más estudiosos, los más vagos y, obviamente, los más divertidos. Pero, según los expertos, es el hermano menor quien tiene este último atributo.

Los hermanos menores son los más divertidos de la familia o

El orden de nacimiento da forma a las personalidades

El psicoterapeuta Alfred Adler sugirió que el orden de nacimiento de los hermanos en una familia tiene un impacto en nuestras vidas y juega un papel importante en la configuración de nuestras personalidades. Aunque los niños de la misma familia crecen en el mismo ambiente, las condiciones psicológicas de cada niño son individuales debido al orden de nacimiento.

El más joven es el más juguetón

Muchos investigadores se interesaron en esta nueva teoría. Un estudio reciente sobre este tema fue realizado por una compañía británica de investigación de mercado llamada YouGov. En total, 1.782 personas mayores de 18 años participaron en el estudio. Se les pidió que se compararan con sus hermanos en diferentes parámetros, como el más responsable, el más relajado, el más divertido, entre otros.

El estudio mostró que una de las diferencias más drásticas estaba en la percepción de ser gracioso. Los niños más pequeños solían decir que eran más divertidos que sus hermanos (46%), además de estar más relajados (47%) y relajados (42%). Los niños mayores, por otro lado, se sienten más responsables (54%), más organizados (54%) y más exitosos (38%).

Los otros niños también tienen características especiales.

Los investigadores que desarrollaron la teoría sugirieron que cada niño busca un subgrupo en su familia, y ahí es donde toma forma la personalidad del niño. En este sentido, los primogénitos tienen el privilegio de encontrar primero a su subgrupo, y generalmente viene con el papel de ser más responsables y más conscientes, una forma de complacer a los padres y también de sentirse responsables por sus hermanos menores.

Los niños más pequeños, por lo tanto, intentan constantemente resistir el estatus superior del hijo mayor, buscando formas alternativas de auto expresión. Como no pueden ser tan responsables y obedientes, esa no es su naturaleza, intentan destacarse de otras maneras. En general, se vuelven más emocionales, creativos y divertidos.

El hijo del medio no tiene el privilegio de ser el único hijo, como lo fue el mayor durante un tiempo, y tampoco recibe la misma atención que el hermano menor. Esta dinámica generalmente lo hace sentir una especie de envidia por los demás. Por lo tanto, es más probable que sea el rebelde de la familia. Sin embargo, él aprende algunas habilidades valiosas que lo ayudan a llevarse bien con los demás, por lo que generalmente parece ser más sociable fuera de la familia.

El caso de un hijo único es un poco diferente. Estos niños tienden a tener toda la atención de sus padres y no necesitan compartirlo con nadie, por lo que muchos terminan siendo mimados. Al mismo tiempo, reciben todo el apoyo que necesitan y, a menudo, están rodeados de personas mayores, por lo que a menudo son inteligentes y motivados. Algunos expertos sostienen que es por eso que tienden a tener éxito en el futuro.

 

Leave a Reply

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar