Los aceites esenciales: qué son y para qué sirven

Los aceites esenciales: qué son y para qué sirven. Los aceites esenciales están presentes en la elaboración de multitud de productos, tanto de belleza como terapéuticos. Cada día son más valorados por sus múltiples propiedades. Además, son productos generalmente de origen natural (aunque los podemos encontrar sintéticos en cualquier tienda especializada), son muy aceptados y utilizados en cosmética, sesiones de masajes,  etc. aunque es importante saber cómo usarlos.

Los aceites esenciales: qué son y para qué sirven

Al ser productos muy concentrados, para que nuestro cuerpo pueda asimilar todos los beneficios que nos pueden dar estos aceites esenciales, debemos usarlos en cantidades muy pequeñas (disueltos en agua u otro aceite más ligero). Para evitar ciertas complicaciones que podríamos tener al usarlos en grandes cantidades o de manera imprudente. Os vamos a dar algunas indicaciones que debes saber antes de usar estos productos, además de explicar sus propiedades.

Los aceites esenciales: qué son

Sabemos que los aceites esenciales son una mezcla de sustancias químicas extraídas directamente de plantas. Capaces de concentrar su aroma característico, ya sean de flores, frutos, árboles, hierbas,…

Hoy día nos encontramos a nuestra disposición aceites de tipo sintético, y es importante diferenciarlos de los primeros. Si vemos que al nombre del producto se le añade el adjetivo “puro“, indicará su origen totalmente natural. Todos ellos se obtienen mediante métodos químicos, como la extracción o la destilación.

Para qué sirven

Las propiedades de los aceites esenciales son muy variadas. Dependen en gran medida de la materia prima de la que vienen, pero todos ellos tienen una propiedad común, son buenos antisépticos. Además algunos de ellos tienen también propiedades frente a los hongos, como el aceite de tomillo, el de canela.

Os vamos a recomendar algunos de ellos, explicando sus principales propiedades:

  • Eucalipto: Estimulante y diurético. Buen repelente de mosquitos.
  • Romero: indicado en masajes para la circulación, y para paliar el reuma, dadas sus cualidades analgésicas.
  • Lavanda: tiene efectos calmantes, por lo que es ideal en baños y masajes.
  • Melisa: es un buen tonificante, pero hay que usarlo con precaución puesto que puede irritar la piel.
Os recordamos que al ser productos muy concentrados, hay que usarlos con mucho cuidado, leer bien las indicaciones (podéis incluso consultar al médico o al farmacéutico) y no usar nunca durante el embarazo ni aplicarlos a menores de 6 años. Con estos consejos, seguro que les sacas un buen partido.

 

Leave a Reply

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar