como prevenir la obesidad infantil

Cómo prevenir la obesidad infantil

Cómo prevenir la obesidad infantil.

La obesidad infantil viene dada en gran parte por el estilo de vida que llevamos actualmente, que no favorece para nada el llevar unos hábitos de conducta saludable, y nuestra alimentación es la que más lo sufre. La falta de tiempo nos hace abusar de comidas preparadas, productos industriales, etc. Para los adultos, puede acarrear problemas serios, pero es en la infancia donde más consecuencias puede tener este estilo de vida.

Cómo prevenir la obesidad infantil.

Según los últimos estudios los datos de obesidad infantil están aumentando considerablemente, llegándose a convertir en una de las principales preocupaciones de las administraciones públicas, para poder establecer las políticas adecuadas de prevención. Vamos a daros una serie de consejos y recomendaciones para evitar que vuestros hijos mantengan malos hábitos alimenticios, y en cambio, gracias a su alimentación, crezcan sanos y fuertes.

Nos encontramos, como hemos dicho, ante un problema sanitario serio. Los responsables sanitarios saben que la obesidad infantil traerá consigo adultos con muchos más problemas de salud asociados a esta situación. Por lo tanto, y como muchas veces recomendamos, prevención e información son vitales.

Los niños y niñas de hoy sufren con nosotros el estilo de vida de hoy, prisas, multitud de actividades de todo tipo, los estudios. ..Al igual que en nosotros mismos, debemos organizar su rutina para que esta no les suponga un sobreesfuerzo.

Estos son nuestros consejos para prevenir la obesidad infantil:

  • Ritmo de vida. Trata de que tus hijos no vayan corriendo a todos lados. Organiza bien su tiempo (y el tuyo) y no les recargues con actividades extraescolares. Esto favorecerá los ritmos de las comidas del día.
  • Ejercicio físico. Fundamental en esta etapa del desarrollo. Favorecerá su crecimiento de manera saludable, y les ayudará a fortalecer su cuerpo y su mente. Trata de evitar los juegos electrónicos y la televisión cambiándolos por andar en bicicleta o por juegos clásicos (como el escondite)
  • Alimentación. Es por supuesto la base para prevenir la obesidad infantil. En primer lugar trata de respetar y marcar 5 comidas al día, y procura que estén equilibradas en cantidad y variedad. Acostúmbrales a consumir frutas y zumos naturales, sobre todo en el desayuno y la merienda. Las verduras deben estar presentes todos los días. Las legumbres y la pasta también serán habituales en la dieta, y el pescado y las carnes, sobre todo estas últimas, con moderación.
Recuerda que la obesidad infantil es un problema grave en sí, pero permitirla o no hacer nada para evitarla es hipotecar la vida de nuestros hijos en el futuro. Sigue estos consejos para que crezcan de forma saludable.

Leave a Reply

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar